Presupuesto del seguro de responsabilidad civil

Presupuesto del seguros de Responsabilidad Civil

A la hora de plantearnos la contratación de un seguro, lo primero que debemos saber es cuál es el presupuesto de seguro con el que contamos realmente. De nada sirve tener claras las coberturas que queremos que tenga nuestro seguro del hogar, nuestro seguro de coche o cualquier otro, si en el fondo lo que nos falta es la cantidad de dinero suficiente para hacer frente a la póliza.

En ocasiones realizamos actividades específicas como la caza, navegar con embarcaciones de recreo o simplemente conducir nuestro propio coche, en las que es imprescindible contratar un seguro de Responsabilidad Civil para poder llevarlas a cabo.

Seguros económicos con coberturas básicas

El presupuesto del seguro es directamente proporcional a las coberturas que queremos que cubra. Sin embargo, antes de dar el paso necesitaremos conocer si de verdad tenemos la necesidad de disponer de uno o si podemos limitarnos a contratar el Seguro de Responsabilidad Civil.

Este tipo de seguros son los más económicos y como decíamos antes su contratación es obligatoria en múltiples casos. Se hacen cargo de las coberturas y daños a terceros tanto físicos como materiales siempre y cuando la culpa del siniestro esté relacionada con el tomador del seguro y no con la víctima del suceso.

Las indemnizaciones de estos seguros están limitadas pero en la mayoría de las ocasiones son suficientes para cubrir los daños causados.

En ocasiones, las compañías de seguros ofrecen packs de Responsabilidad Civil mucho más flexibles y a mejores precios. Con este tipo de seguros se consiguen múltiples coberturas en una sola póliza despreocupándonos de la contratación de varias con el gasto que esto supone.

Un pack integral que reúne excelentes condiciones en la prima

Una de las grandes ventajas de contratar un pack de Responsabilidad Civil es que proporciona una seguridad a la hora de salvaguardar los intereses de la vida privada, la actividad comercial, industrial y profesional.

Este seguro incluye la reclamación de daños defendiendo los intereses del tomador del seguro, la defensa penal en casos de imprudencia, impericia o negligencia y los derechos relativos a la vivienda o local sin importar si se es inquilino o propietario.

Incluso se pueden realizar contratos de servicios en los que se podrá hacer una reclamación por incumplimiento, como es el caso de los servicios de limpieza, viajes, mudanzas, servicio doméstico, etc. Igualmente está cubierta la reclamación por contratos laborales en los que se hayan producido conflictos individuales en el trabajo pudiendo reclamar así a la empresa, bien sea privada o pública o bien contratos laborales para empresas defendiendo los intereses como parte demandada.

Como ves, este tipo de packs ofrece un largo etcétera de coberturas que merece la pena conocer y sobre todo contratar.

Además, para mayor facilidad, en ocasiones el pago de la prima anual puede fraccionarse, lo que consigue que aunque no tengamos el total del precio de la prima, estemos asegurados con la comodidad de pagarlo de un modo mucho más sencillo.

Seguros de responsabilidad civil privada

Seguros de responsabilidad Civil Privada e Inmuebles

A quién no le gusta dormir tranquilo en su hogar, irse a la cama pensando que todo está bajo control y que en el caso de que surgiera cualquier percance este también podría solventarse de forma rápida. Por norma general esta tranquilidad es la que nos provoca un seguro de salud, pero existen otros que pueden generarnos la misma sensación o incluso mayor cuando conocemos más en profundidad sus coberturas.

Las compañías cada vez más hacen un esfuerzo por adaptar las pólizas de seguros a las necesidades específicas de sus clientes, por eso la variedad de seguros que podemos encontrar en las empresas aseguradoras es muy amplia.

La seguridad de tu familia en cualquier situación

Uno de los seguros más curiosos y que más tranquilidad puede aportarnos es sin duda el Seguro de Responsabilidad Civil Privada e Inmuebles.

Gracias a este seguro se puede tener una de las pólizas más completas con las máximas garantías de seguridad, flexibilidad, revalorización y liquidez, incluso de desgravación fiscal dependiendo de las necesidades específicas de cada cliente, de su familia, su negocio y su hogar.

Un seguro debe ofrecernos tranquilidad en prácticamente cualquier campo y un Seguro de Responsabilidad Civil más aún porque se encarga de cubrir los problemas que podamos provocar a terceros.

Múltiples coberturas en un solo seguro

Este Seguro de Responsabilidad Civil tiene las coberturas propias de un seguro familiar y cubre las necesidades tanto del tomador como de las personas dependientes de él en su vida familiar y privada. Pero también cuenta con un R.C de Inquilinos por el que se cubren los daños accidentales que se pudieran causar en una vivienda cuando se está en el papel de inquilino.

Otra de las ventajas de este seguro es que en el caso de tener mascotas también están cubiertos los posibles daños que pudieran causar a terceros.

Un detalle curioso de este seguro son las coberturas que incluye para los amantes de la pesca, garantizando los daños materiales, corporales y económicos durante la pesca deportiva en superficie. Pero si la actividad que se realiza es la de la pesca submarina también están cubiertos los daños que comentábamos anteriormente.

En cuanto a las coberturas relacionadas con los inmuebles, tanto como propietario como arrendatario o usufructuario de cualquier inmueble, al asegurar el Seguro de Responsabilidad Civil Privada e Inmuebles contaremos con las siguientes modalidades de contratación:

  • Vivienda individual: piso, adosado o vivienda unifamiliar independiente.
  • Edificios: viviendas con o sin locales, comercios, oficinas.
  • Locales: comercios, oficinas, almacenes e industrias.
  • Otro tipo de inmuebles: urbanizaciones, polígonos industriales y solares no edificados.

Este seguro cuenta además con un servicio de defensa penal y reclamación de daños, además de la gran ventaja que es la aplicación de descuentos según el volumen de la prima, mientras el capital asegurado se va revalorizando año tras año. El pago de la prima anual puede fraccionarse.